Acto 1

Agua

Alguna vez te has preguntado ¿Tú por qué existes?

En este acto evaluaremos nuestra vida en las dimensiones del ser: podrás establecer una relación entre tu cuerpo, tu mente, tu emoción, tu espíritu y examinar cómo las diversas acciones que llevas a cabo afectan a cada una de ellas. Compartiremos contigo una herramienta pedagógica para realizar esta evaluación que te dará claridad sobre esto. En este primer acto, entraremos en contacto con el elemento agua, aprenderemos de sus beneficios y cómo ponerlo en armonía en nuestras vidas. La calidad de lo que pensamos determina en gran medida lo que hacemos, por eso, debes empezar a trabajar en los pensamientos adecuados que deben acompañarte todo el tiempo para tener una vida más equilibrada. Comienza repitiendo la siguiente frase que te ayudará a mantener un pensamiento positivo, preferiblemente a primera hora de la mañana y cada que lo quieras hacer. Así tendrás la certeza de abrazar los cambios en ti mismo y reafirmarte en lo positivo. En el presente documento encontrarás algunas pautas para gestionar tu vida, es decir, descubrirte, entenderte, aceptarte, planear tu vida y mejorar en todas las dimensiones de tu infinito potencial humano.
<

Recuerda

Tú eres la única persona responsable de ti y de que tus metas y propósitos de vida se conviertan en realidad.

Tú despiertas la magia que existe en ti

Trabajemos sobre el primer elemento: AGUA.

  El 70% de la masa corporal de una persona adulta está compuesta por el agua, y el 71% de la superficie de la tierra es agua. Este es un elemento que habla de la fluidez, la serenidad, de ser flexible ante las lecciones de la vida, de andar sin detenerse y de ser cambiante en todas las dimensiones de tu ser.

Agua

-Maestro: ¿Por qué el agua nunca se detiene y aun cuando está en reposo parece adaptarse a la forma y continuar su curso? – Mi querido aprendiz: en tu pregunta habitan las respuestas. Precisamente la cualidad del agua es la capacidad de adaptarse a todas las circunstancias, el autoconocimiento de sus propias fortalezas y debilidades le ha permitido entender que el movimiento es una constante y por ello detenerse ha dejado de ser prioridad para su camino. Sé pues como el agua, que aun en reposo mantiene su movimiento interno, siempre fluido, siempre adaptado, siempre libre, siempre viéndose en todo y reflejándolo todo. -Pero no comprendo ¿Cómo puedo estar en reposo y mantener el movimiento? – Es algo muy simple y solo requiere de la concentración en el momento de aparente reposo, quiero que te observes en tu intento de quietud y escuches con atención el latido de tu corazón, el sutil movimiento de tu cuerpo por la respiración, el parpadeo de tus ojos. Dime ¿acaso estas acciones las puedes llamar quietud? -no existen maneras, mi querido aprendiz, de permanecer en la no acción. Así mismo, el hombre necesita ser consciente de los movimientos naturales de su cuerpo, y de su propio ser, para poder reconocerse. El agua que habita en nuestro ser nos invita a una evaluación constante de nuestro movimiento interno, en coherencia con nuestras acciones externas. El mundo interno y el externo, conectados de manera consciente, nos permiten emular el movimiento del agua siempre fluido, siempre en armonía, siempre libre y preparado para el cambio, para tomar la forma de las circunstancias permitiéndose la total adaptación a las diferentes realidades que experimentemos en nuestra historia personal. Experiencias como observarse, reflejarse, compartirse, ser claro, ser coherente y ser consciente para que la vida tenga nuestro sello impregnado en cada espacio por el que transite nuestro ser.

¡Qué maravilloso saber cómo va mi vida hoy!

En el presente acto pudimos ver cómo el maestro y su discípulo llegaron a un entendimiento total del elemento agua, y cómo guarda coherencia con la vida. En el siguiente ejercicio que te queremos plantear, vas a poder evaluar diferentes aspectos de tu ser que permitirán encontrarte en un estado de claridad. Recuerda que el elemento agua nos plantea el autodescubrimiento y la capacidad de adaptarnos al entorno. Te invitamos ahora a disfrutar este ejercicio que te ayudará a comprender cómo te encuentras hoy. Al ser consciente de ti mismo te será más fácil comprender en qué áreas de tu vida debes fortalecerte. Nuestra experiencia nos ha mostrado que estas son las áreas más importantes para tu crecimiento:

Debes ser honesto contigo en el ejercicio, para que tu movimiento natural te guíe de forma fluida por la aventura del autodescubrimiento. Te invitamos a ser como el agua, transparente, fluido y sereno.

Debes marcar cada pregunta  deslizando el círculo azul en la escala de 10 a 100 de acuerdo con el cumplimiento que tengas,
recuerda que 10 es lo mínimo y 100 lo máximo.

 

Cuestionario de Autodimensión

Sugerimos que en una hoja amarilla (El amarillo es el color de la sabiduría y del entendimiento, estimula la creatividad, genera mayor nivel de concentración y da un pensamiento más rápido). Escribe los aspectos detallados del cuestionario de autodimensión en los que tuviste menor puntaje y por lo tanto debes trabajar, colocarlo en un lugar visible para que recuerdes los aspectos a mejorar. En el ejercicio anterior pudiste definir cuales aspectos de tu vida necesitan un cambio, estos generalmente se ven afectados por la interpretación que tienes sobre ti mismo, pues eres el resultado de tus pensamientos que terminan por convertirse siempre en acciones. El siguiente ejercicio podrá ayudarte a entender, mucho mejor, cómo funciona tu ser. Toda la vida nos hemos visto enfrentados a una realidad que parece ser compleja, la eterna pregunta que nos confunde, debe ser respondida desde lo que siento y no desde lo que tengo, ni desde lo que hago; los seres humanos estamos de paso por la tierra para recordar nuestra esencia divina, somos seres espirituales teniendo una experiencia humana, así que cuando respondas

¿quién soy? solo debes sentirlo.

Document

para vivir el elemento

Agua

en tu vida

Es importante estar conectado con la naturaleza de tu ser. Vamos a sugerirte algunas frases, algunas acciones que puedes ejecutar para conectar mejor el elemento agua en tu ser. El elemento agua simboliza al sanador, al purificador natural del ser y se hacen necesarios en tu vida cada vez que tu salud se ve deteriorada por descuido personal y falta de amor propio. Este elemento te evoca la paz y la fluidez, en movimiento constante, nunca permitiendo que nada te frene en tu camino.

Para despertar el agua en tu ser debes abandonar toda adicción a la perfección, toda adicción al control de las cosas. Todo tiene su forma en el universo y esa forma en sí misma es natural, no necesitas controlar nada en lo absoluto.

Si aprendes a mantener un equilibrio entre el dar que nace de ti y el recibir que es un regalo, el amor universal podrá manifestarse y así mismo el agua de tu interior podrá fluir libre, apasionada y creativamente.
Te invitamos a hacer la siguiente meditación en busca de ese equilibrio:

Meditación

Durante 10 o 15 minutos practica la meditación del agua que te proponemos. Adopta la siguiente posición: estirado boca arriba con la mano derecha sobre el corazón y la izquierda sobre la mano derecha, respira profundo y concéntrate en los latidos de tu corazón, para despertar la consciencia del agua interna. No intentes controlar tus pensamientos, deja que fluyan como el agua, del mismo modo que deben hacerlo tus emociones.

Frases de poder

– Mi vida fluye con la energía natural del universo. – Soy el agua siempre viva y siempre fresca – Soy amor, salud y armonía.
Para introyectar el elemento agua te sugerimos escribir estas frases donde las puedas leer diariamente.