logo_portada_libro_digital_color

Agradecimientos

Antes de empezar estas páginas es necesario reconocer la ayuda y participación de todos y cada uno de quienes las propiciaron, sin su ayuda, su inspiración y colaboración no habría sido posible, son tantos que directa o indirectamente nos regalaron un granito de arena, a quienes esperamos que el universo les recompense su generosidad y el aprendizaje que nos regalaron, entre ellos, agradecer: En primer lugar, a Dios, fuente de mayor inspiración, siempre entre nosotros con su luz transformando nuestros corazones, dador de esta iniciativa. A nuestros padres, los primeros y más grandes maestros de amor, a quien debemos el regalo de la vida y su apoyo incondicional. Al padre Hernando Uribe, gran maestro, quien nos instruye en el arte de cultivar nuestro SER y sus maravillosas enseñanzas han sido el germen de estas páginas. A Juanito, un ser humano excepcional, por regalarnos su elocuencia y sabiduría en la narración de este libro. A Alejandra rojas, quien diseñó con amor e inmensa creatividad estas páginas. A Paula Ramírez, por su valiosa contribución, quien dejó plasmada su esencia en la redacción y construcción del libro. A Catalina Velez y a Carlos Sierra por ese maravilloso prólogo. A Cristian Betancur, quien dedicó su tiempo y toda la experiencia para hacer de este libro, una obra de arte. Y en general a todos nuestros familiares y amigos, por las enseñanzas tácitas, por el tiempo compartido, por la paciencia en estos tiempos de escritura y frustración, pero sobretodo por el inmenso amor que día a día nos transmiten y que son aliento para esta iniciativa.

firma-gonzalo
photo photo

Prólogo 1

He tenido la fortuna de elegir en esta experiencia de vida ser médica y a través del servicio ayudar a otros a sanar en su proceso de vida multidimensional: física, emocional, mental y espiritual. Como todo buen sanador sabe, nadie puede alcanzar niveles de maestría si no ha sido parte y fin en cualquier actividad que emprenda. Hace 11 años tuve una experiencia de vida que me llevó a crecer a todo nivel, porque pasé a ocupar el espacio que solían ocupar mis pacientes, tuve el privilegio de estar en sus zapatos y ese fue el regalo más grande que mi propio ser pudo darme; aprendí a ser paciente, superé varios procesos de muertes clínicas y logré descubrir en mi propio transitar entre lágrimas, esfuerzos y aprendizajes el poder que encierra la magia del autodescubrimiento, y más importante aún, el valor de ser conscientes de esa magia que acontece en cada ser humano, al comienzo casi de manera imperceptible y con un crecimiento exponencial cuando lo haces consciente. Este descubrimiento, querido lector, es el camino que estás por comenzar, ya que en este libro puedes INTUIR, desde el título, el maravilloso viaje que te espera. Si me lo permites, te pregunto: si dependiera de ti, ¿qué requerirías para poder vivir como tú quieres?.

De un modo sencillo, práctico y sensible, los autores te invitan a un recorrido por esos maravillosos cuatro elementos que hacen posible que tu presencia en este mundo SEA POSIBLE. Así, de una manera metafórica comprenderás el poder de esos elementos constitutivos que habitan en ti y que son la herramienta para que tu magia interior crezca y te lleve a ese lugar que deseas alcanzar.

Cuando finalmente comprendas que este permanente juego de roles que desempeña cada uno de los seres vivientes que habita este planeta,- Maestro y Aprendiz-, son la mejor herramienta para descubrir tu magia interior, es cuando abres la puerta a esa magia que a través de cada página irá haciéndose para ti cada vez más palpable, aprenderás a jugar con ella aprovechando tus sentidos para cada día saber con deleite y gratitud quién eres y para qué haz decidido vivir esta maravillosa aventura de habitar esta tierra.

Finalmente te invito querido lector a dejarte seducir por cada imagen, palabra, sensación y acción que despierte en ti este hermoso libro de autodescubrimiento y deseo que para ti sea tan grato como lo fue para mí. Solo al leerlo y trabajarlo podrás saber con certeza.

Catalina María Vélez Ruiz
Septiembre 17 del 2017

viñeta_tierra3

Prólogo 2

El UNIVERSO, es Uni-Verso. Esto es: un verso; verso es canción y esta es armonía. O sea que el universo es UNA ARMONÍA.

Parto de este juego de palabras, que el español, nuestra dulce lengua, me permite hacer, para expresar mi apreciación acerca del libro “EL LIBRO DE MI VIDA” que ahora usted tiene en sus manos.

Siendo el universo una sola armonía, está compuesto por un número infinito de universos, dado por la percepción de cada ser con respecto al universo desplegado en cada decisión tomada por él en el tiempo (pasado, presente o futuro). Y no hay contradicción al decir que el número de universos es uno y a la vez es infinito. Esta es la magia que la condición de ser seres superiores nos permitirá entender con facilidad.
Pero para lograr asimilar la condición de seres superiores, es necesario hacer un recorrido espiritual que puede ser un instante eterno en el que comprendamos la interrelación perfecta que hay entre todo lo que compone el universo (objetos, seres, entidades, materiales o inmateriales).

Ese es nuestro potencial, pero para alcanzarlo es preciso avanzar en nuestro desarrollo espiritual y hay que admitir que quienes estamos en esta dimensión existencial, estamos en el preescolar del desarrollo de ese potencial. Así que requerimos de aprendizaje, mucho aprendizaje. Cada paso de una dimensión existencial a otra es, como en la etapa escolar, avanzar de un grado a otro.

“EL LIBRO DE MI VIDA” nos aporta valiosos elementos que nos permiten entender y aprender de forma sencilla, amena y práctica cómo interactuar armónicamente con el universo que somos, que construimos perceptualmente y del cual somos parte imprescindible.

Parte el libro de invitarnos a acoplarnos en y para todos y cada uno de los elementos que básicamente, en la antigüedad, se distinguían como componentes esenciales únicos y totales del universo. Ellos, Aire, Agua, Tierra y Fuego, nos permiten separar lo inseparable para efectos de adentrarnos en la comprensión de ser seres superiores obligados a crear, componer y recomponer continuamente el universo.

Cuando cada ser, como usted, administre eficientemente la armonía esencial que le compete, habrá reconstruido el paraíso prometido en el que se vivirá en felicidad plena. Entendiendo felicidad como el estado en el que frente a toda circunstancia se tiene la paz, la tranquilidad y la serenidad que da la comprensión de su presencia, de sus causas y consecuencias, y de su mejora en camino a la perfección.

Ser feliz, pues, es cuestión de que usted cree esa entidad (la felicidad) y para ello debe ser consciente de lo que es la armonía del universo que usted percibe y construye y que es parte imprescindible e infaltable del UNI-VERSO.

“EL LIBRO DE MI VIDA” nos lleva por definiciones hermosamente presentadas, en lenguaje sencillamente asequible y no por ello menos profundo, que permitirán tanto al poco erudito como al maestro, compartir conceptos para vivir armónica y felizmente.

“EL LIBRO DE MI VIDA”, para quien desee un vivir mejor, no es uno para leer y pasar al siguiente que tenemos en la mesa de noche. El libro es para utilizarlo como guía cotidiana en el proceso de mejoramiento espiritual y no riñe con acompañarlo de los consejos en otros libros o personas que quieran aportarnos para el logro de la mencionada armonía.

Es un libro de reflexión espiritual universal y por ello no está encajonado por ninguna religión en particular, y no debe reñir con los criterios de ninguna orientación religiosa encaminada al bien del universo. Se parte, eso sí, de reconocer al ser supremo, a la energía suprema, al uno, al todo, al ser del que somos parte integral, que está en cada uno de nosotros y en el que cada uno de nosotros está.

Sea esta pues, una invitación a que disfrutes este libro con la fe necesaria de entender que todo lo puedes, si te mueve el interés de actuar en armonía con el universo.

Gracias a Gonzalo y a Maricela por compartir estas enseñanzas.

Carlos Alberto Sierra Serna
Perceptólogo Medellín, agosto 14 de 2017